«Tal vez lo mejor sea comenzar tu búsqueda tratando primero con “los 3 grandes”:  Match.com, OkCupid y Plenty of Fish”, dice Scott Valdez, fundador de Virtual Dating Assistants, que ayuda a la gente a describir sus perfiles y luego maneja sus cuentas. “Estos 3 servicios están entre los sitios de citas más populares en el mundo, y cuando estás pescando, tiene sentido lanzar tu anzuelo en las lagunas con mayor población”.

Otro motivo para los puntajes bajos de satisfacción puede ser que “la mayoría de los sitios de citas tienen cierta divergencia entre el modelo financiero de lucro y la experiencia del usuario ya que son financiados a través de tarifas de suscripción o publicidad”, dice Scott Kominers, Ph.D. un investigador adjunto en economía de Harvard University.
Hubo la vez en la que un hombre le mandó un mensaje en JDate y ella le contestó que no podían verse porque ella tenía dolor en la zona lumbar, “que es un problema muy común de los baby boomers”, ella cuenta ahora riéndose. Cuando se conocieron en persona, ella pensó que él era 10 veces más atractivo que en sus fotos. “Fuimos a una galería. Dimos una vuelta por Central Park y me compró un helado”, dijo. “Y eso fue todo. Hoy, 15 meses después, todavía permanecen juntos.
Vivimos en una era de amores digitales y sexo cibernético, donde numerosas aplicaciones se han puesto a nuestra disposición para conocer gente desde el smartphone y ligar a golpe de clic, sin necesidad de movernos del sofá. De todas las opciones que tenemos online para conseguir tener una cita o encuentro casual, la más famosa es Tinder, junto a otras páginas web anteriores y sumamente populares como Meetic o Badoo.
Puede ser que la persona que te llena de felicidad sea más joven que tú. Las normas y estereotipos de la sociedad actual han cambiado, y este es probablemente el área de nuevas experiencias. ¿Por qué privarse de la oportunidad de experimentar la felicidad? No importa la edad que tengas, lo que importa a tu edad es que puedas disfrutar de la vida con alguien que realmente te importa.
“Hot” son en realidad unos escaparates que sirven para venderte vídeos XXX (facturados sobre tu tarjeta de crédito). Por otro lado, en estos sitios, ciertas mujeres son unas “profesionales” que parecen sacadas de un Playboy, dispuesta a sacar provecho de sus encantos a cambio de un fajo de euros. También ten cuidado con las chicas que te den cita por teléfono.
Ligar por Internet, ¿es una utopía? No, ni mucho menos. Seguro que todo el mundo tiene algún amigo o conocido que ha encontrado a su pareja a través de Internet o que, en algún momento, tuvo pareja gracias a Internet. Eso sí, como en muchas otras cosas, lo que funcione para unos no tiene por qué funcionar para ti. Hay muchos factores involucrados, como ése que no tienen en cuenta muchos: la casualidad.
Evidentemente no podía faltar un parque. El Parc de la Ciutadella es el más romántico de Barcelona, con su pequeño lago donde se pueden alquilar botes o su hivernadero, con rincones escondidos. Pero también se desarrollan muchas actividades en las que es posible conocer a gente. Es muy habitual ver a grupos sentados en el césped haciendo un picnic o jugando con los malabares, además de gente practicando diferentes deportes.
Feeld: Anteriormente conocida como 3der, esta revolucionaria aplicación de citas para personas solteras y parejas con la mente abierta te permite elegir entre más de 20 sexualidades distintas y encontrar a otras personas interesadas en tener encuentros sexuales o llevar a cabo las fantasías que desees. Puedes utilizar el nombre que quieras, chatear de forma individual o en grupos y proteger tu privacidad ocultándote de tus amigos de Facebook mediante un código privado.
Parship es una web que pese a no ser muy conocida, parece ser muy efectiva. Cada semana cuenta con 23.000 nuevos usuarios, con un 51% de hombres y un 49% mujeres, la cuota de éxito suele estar en torno al 40%, y el 52% de sus usuarios tienen un nivel académico alto. Para mejorar la probabilidades de encontrar pareja, los usuarios rellenan un cuestionario de personalidad e intereses.
×