Creada por Whitney Wolfe que formó parte de la fundación de Tinder, esta aplicación para tener citas promueve las relaciones dominadas por la amabilidad, el respeto, la tolerancia, la igualdad y la seguridad. Por eso recientemente ha prohibido todas las fotos de perfil en donde aparecían armas. Otra característica es que a la hora de tener una conversación, han de ser las mujeres las que rompan el hielo.


Hay un sitio de citas gay gratuito que probamos: Betolerant. Usted puede consultar nuestro artículo, para los detalles de nuestra experiencia, pero como es a menudo el caso de los sitios de citas libres, varios elementos dificultan la navegación. Aquí, muchos perfiles falsos están presentes, así que usted está constantemente en guardia, lo que no es realmente agradable. Además, a pesar del número anunciado de registros de 70.000 usuarios, parece que la mayoría de las veces el sitio está vacío. Lástima que todavía encontramos aquí algunas ideas muy buenas como su parte del diario.
Son sencillas, son fáciles de usar, son prácticas, son rápidas y funcionan. En el momento de ligar on line, unos procuran diversión y aventuras esporádicas y otros, relaciones estables. Toda la Red está plagada de webs para hallar pareja, unas con servicios gratis y otras de pago tienen como denominador común un diseño atrayente, intuitivo y fácil de usar, además de servicios afines, como buscador, test de personalidad (unos más pormenorizados que otros) y chat (que suele ser de pago), pero cada una de ellas intenta entregar su “toque personal”.
1. Bodas. Olvídate de las publicitadas discotecas o de los bares. Si te invitan a una boda, seguro, vas a conseguir conocer gente o acercarte a tu objetivo. Es cierto que en una discoteca se puede llegar a ligar; pero, por estadística, se consigue más en una boda. En una discoteca hay mucha competencia y, en muchas ocasiones, las chicas acaban tan "quemadas" que no quieren saber nada sobre conocer gente nueva.

¿Qué está sucediendo? Bueno, encontrar una pareja puede ser un trabajo duro y agotador. “Tuve una cita con un hombre que resultó ser delincuente convicto. Otro hombre dijo tener 38 años pero tenía al menos 60”, dice Kate, una analista del gobierno de 33 años de Washington, D.C., que utilizó OKCupid, eHarmony y Tinder. “A veces voy a una cita solo para ver qué tan mal puede salir”.
Badoo ha sido durante muchos años la principal fuente de ligue por Internet de muchos usuarios, no por ser mejor que los demás sino por ser freemium; su acceso es totalmente gratuito pero si quieres sacarle el máximo partido tendrás que usar servicios añadidos de pago como por ejemplo la posibilidad de subir la posición de tu perfil en los resultados de búsquedas.
Hay un sitio de citas gay gratuito que probamos: Betolerant. Usted puede consultar nuestro artículo, para los detalles de nuestra experiencia, pero como es a menudo el caso de los sitios de citas libres, varios elementos dificultan la navegación. Aquí, muchos perfiles falsos están presentes, así que usted está constantemente en guardia, lo que no es realmente agradable. Además, a pesar del número anunciado de registros de 70.000 usuarios, parece que la mayoría de las veces el sitio está vacío. Lástima que todavía encontramos aquí algunas ideas muy buenas como su parte del diario.
“Hot” son en realidad unos escaparates que sirven para venderte vídeos XXX (facturados sobre tu tarjeta de crédito). Por otro lado, en estos sitios, ciertas mujeres son unas “profesionales” que parecen sacadas de un Playboy, dispuesta a sacar provecho de sus encantos a cambio de un fajo de euros. También ten cuidado con las chicas que te den cita por teléfono.
Puedes hacer casi todo en línea en la actualidad: comprobar tu saldo bancario, comprar zapatos, escoger un colchón y pedir un taxi. Así que cuando Roberta Caploe estaba lista para tener citas de nuevo luego de divorciarse, no les pidió a sus amigos que le arreglaran una ni tuvo la necesidad de frecuentar bares o clubes deportivos. Se inscribió en Jdate, un sitio de citas en línea para judíos solteros. “Todas las personas lo están haciendo”, comentó Caploe, publicista de 54 años que vive en la Ciudad de New York. “No fue una experiencia tan loca, aunque no lo creas”.
La participación de los de 18 a 24 años se ha triplicado desde el 2013 y la participación de los adultos mayores (baby boomers) se ha duplicado. De hecho, la gente mayor de 50 años es uno de los segmentos con mayor crecimiento. “Es producto de la normalidad creciente de utilizar aplicaciones de las redes sociales”, dice Moira Weigel, autora de “Labor of Love: The Invention of Online Dating” (Farrar, Straus & Giroux, 2016). “Nuestras identidades reales y en línea están cada vez más entrelazadas”.
Por otro lado, las nuevas tecnologías permiten además que podamos contactar con personas con intereses similares a los nuestros y que se encuentren cerca del lugar en el que nos encontramos. Este hecho ha permitido el desarrollo de webs para ligar muy útiles para aquellas personas que por falta de tiempo u otros motivos tengan problemas para encontrar gente que les atraiga.
×