Hubo la vez en la que un hombre le mandó un mensaje en JDate y ella le contestó que no podían verse porque ella tenía dolor en la zona lumbar, “que es un problema muy común de los baby boomers”, ella cuenta ahora riéndose. Cuando se conocieron en persona, ella pensó que él era 10 veces más atractivo que en sus fotos. “Fuimos a una galería. Dimos una vuelta por Central Park y me compró un helado”, dijo. “Y eso fue todo. Hoy, 15 meses después, todavía permanecen juntos.
Las páginas para buscar pareja en internet o páginas de citas online se han convertido ya en uno de los medios de contacto habituales entre todo tipo personas que buscan desde relaciones serias a contactos casuales. En un mundo dominado por internet en el que casi todos tenemos un perfil en alguna red social, es normal que las páginas de citas se hayan convertido en un medio cada vez más frecuente por el que todo tipo de personas hacen contactos, amistades e inician relaciones personales.

Al igual que cualquier sitio web que se considere serio, los portales de citas garantizan a sus usuarios un uso confidencial y una seguridad absoluta. Algunos sitios encriptan los datos utilizando SSL. Los perfiles se controlan de forma regular y son eliminados por el servicio de atención al cliente si alguno de los miembros muestra un comportamiento impropio y contrario a los principios del sitio. También hay webs que validan los perfiles de sus miembros en el momento del registro, mediante el envío de un código de verificación por SMS. Esto supone una garantía de fiabilidad y seguridad que ayuda a evitar sorpresas desagradables. Por lo tanto, puedes valorar tus búsquedas con total tranquilidad y bloquear a cualquier miembro que consideres indeseable.
Además de los mercados, en la capital británica abundan los parques. Como ya hemos mencionado antes, los parques son uno de los mejores sitios en los que ligar, por las muchas opciones que ofrecen de conocer a gente con las mismas aficiones que tú. Hyde Park, Regent’s Park y Holland Park son sólo un ejemplo de la variedad que hay en Londres. En ellos es habitual ver a gente patinando, haciendo footing, practicando rugby o yoga, además de los habituales picnics.
En nuestra encuesta, más mujeres que hombres (56% contra 41%) informaron que tenían dudas de probar las citas en línea por miedo a las estafas. Monica Whitty, psicóloga y autora de “Verdad, mentiras y confianza en Internet” (Routledge, 2008), está trabajando para desarrollar nuevas formas de detectar y evitar el fraude en línea, como un programa con el potencial de identificar estafadores a través del lenguaje que utilizan. Y AARP les está pidiendo a los sitios líderes de citas en línea tales como Match.com y OkCupid que les expliquen a sus miembros lo comunes y devastadoras, financiera y emocionalmente, que estas estafas pueden ser.
Down: Disponible para iOS y Android, esta original aplicación, anteriormente conocida como Bang With Friends, te permite ligar con los contactos de primer y segundo grado que tienes en tu Facebook. Si deslizas tu dedo mágico hacia arriba es que quieres tener una cita con la otra persona y si lo deslizas hacia abajo es que quieres acostarte con ella.
Gracias Andres, yo soy una de esas” chicas que no quiere nadie”, ¿sabes porqué? por que no he tenido ganas, hasta ahora, de tener pareja, Tengo 51 años y llevo 23 separada, viviendo libremente y pasándomelo bien, pero ahora me va apeteciendo cambiar de nuevo y buscar a alquien. Me apetece conocer a un hombre con el que pueda partir de cero. Dudo mucho que “no me quiera nadie”, los que nos metemos en estas páginas estamos buscando afinidades, tanto ellos como ellas

"Se trata de un ambiente diurno, sano y nada turbio. Es de día y eso genera más confianza. Todo es más claro y nos da la sensación de tener mayor control sobre la situación. Existe una tendencia generalizada a pensar que los que andan por ahí de noche tienen más papeletas para ser vampiros, estranguladores o asesinos en serie. Por norma general, da mejor espina alguien que sale de día", sentencia Landeira.
Y para vivir un romance, tener una primera cita en un mirador hace ganar muchos puntos, como en el Miradouro São Pedro de Alcântara, junto a un castillo y al río Tajo, que dispone además de una terraza con jardín desde donde disfrutar mejor de las vistas. Los parques suponen una constante en esta lista, aunque en esta ocasión lo recomendamos para la primera cita. Es el caso del Jardín Tropical, que se encuentra un poco apartado de la ciudad, por lo que resulta ideal para disfrutar de un primer beso en plena naturaleza.
Las nuevas tecnologías han irrumpido en nuestras vidas y han cambiado nuestra manera relacionarnos con los demás, y aunque siempre haya alguien que esté en contra de encontrar pareja online, lo cierto es que el mundo digital permite conocer a muchas personas interesantes, especialmente aquellas que están lejos de nuestro círculo de amistad cercano.
×